Cañellas hizo la de Vujovic

Los que lo trataron dicen que Vesselin Vujovic era un jugador tan inteligente que era capaz de identificar el punto débil del rival en los primeros instantes del partido para luego dirigir el juego en ese sentido una y otra vez para sacar ventaja. Lo mismo pareció ocurrir ayer en el Brasil - España del mundial de Egipto de balonmano. Mediada la segunda parte, el lateral catalán encadenó varias acciones ofensivas contra la posición -y la dificultad en el cambio- de Haniel Lángaro para así aprovechar sus dificultades defensivas

Leer más

Compartir

Balonmano con mascarillas

Sucede que acabamos haciendo de casi todo una cuestión moral. Hace unos meses, cuando la pandemia comenzaba a afectar a España, las mascarillas no funcionaban y el que las quería llevar o las sugería era tachado de magufo o de facha por atreverse a contradecir a un gobierno de izquierdas. Más tarde, durante el confinamiento, lo obligado era correr a las ventanas a aplaudir a las ocho, al punto que algunos hicieron de la cuestión una competición para ver quién era más solidario con nuestros sanitarios.

Leer más

Compartir

El rosco y la panacota

Probablemente la panacota de la algo sobrevalorada El Hoyo tenía más intención pero seguro que el rosco de Rafa tuvo mejor resultado. Casi una hora después del inicio del partido, Nole peleaba por evitar un 5-0 que sirviendo Rafa en el juego siguiente le daría el set con un rosco a su favor. Ganar está bien, pero hacer un rosco es, como en la película, mandar un mensaje.

Leer más

Compartir

Thomas no va a ganar el Giro

Después de mostrarse como el mejor de los favoritos en la crono, una caída en la neutralizada de la etapa con final en el Etna ha dejado a Thomas fuera de combate en este Giro y en lo que resta de la temporada. En solo tres etapas ya hemos tenido varios abandonos de hombres importantes y sorpresas en ganadores de etapas y líderes, además de pérdidas inesperadas de tiempo como la de Yates.

Leer más

Compartir

Thomas va a ganar el Giro

No era mala idea iniciar el Giro con una cronobajada. Sirve para que el reciente campeón del mundo de crono luzca el arco iris en su país y para optar a batir el récord de velocidad en una etapa contrarreloj, cosa que encanta a los periodistas sin novedades que ofrecer y a los fabricantes de bicicletas para publicitar su material con promesas fantasiosas de segundos por kilómetro. También tiene sus riesgos, pregúntenle a Miguel Ángel López que sufrió una caída durísima cuando apretaba al final de su esfuerzo y tuvo que abandonar sin haber tocado meta.

Leer más

Compartir