Alineaciones de entre semana

Zidane sabe desde que era jugador que entrenar al Madrid depende fundamentalmente de mantener al vestuario socialmente lubricado y de que los jugadores se esfuercen al menos un poco. Por eso jamás se le ocurrirían ciertas genialidades de entrenadores pasados como los cuadrados mágicos o contratar expertos para mejorar el golpeo de Cristiano Ronaldo.

Sin embargo, todos tenemos nuestro orgullo y cierta necesidad o querencia por promocionarnos de alguna manera y debemos intentar o al menos hacer parecer que de vez en cuando las cosas que ocurren lo hacen por culpa o mérito nuestro.

Parece que el francés ha dado con la tecla en este aspecto y ha decidido que de vez en cuando va a alinear jugadores que nadie se espera. Esta vez, y seguramente aprovechando que era un partido entre semana, añadió a la lista de los que juegan de vez en cuando a Jovic, Isco y Odriozola.

Sin embargo la suerte no estuvo de su parte esta vez y llegó al descanso con empate a cero. Así, hubo que apretar un poco más, primero con una mejor actitud, algo que le sirvió para conseguir hacer faltas en el área contraria y dejar huecos que pudo aprovechar el Valladolid en campo propio.

Luego apostó por los cambios tanto de los alineados sorpresa de hoy como del sistema. Al entrar Vinicius, Carvajal y Asensio pasó a un 4-3-3 que le permitió ser un poco más agresivo en ataque y defender mejor en el sitio tras pérdida.

Por fin apareció su flor ya que a fuerza de acumular postes -de uno y otro equipo- cerca del área rival, su equipo salió favorecido por un rápido rechace en el que Vinicius no pudo acomodarse la pelota para perpetrar su fallo habitual y así acertó con la portería.

Después de dos intervenciones no excesivamente difíciles de Courtois, Sergio Apostó por la misma acumulación de efectivos cerca del área rival y sacó al campo más hombres de ataque. No resultó más que para dejar espacios que seguramente hubiese aprovechado Vinicius si no hubiera tenido esta vez el tiempo suficiente de ejecutar su disparo fallido habitual.

Compartir