Thomas va a ganar el Giro

No era mala idea iniciar el Giro con una cronobajada. Sirve para que el reciente campeón del mundo de crono luzca el arco iris en su país y para optar a batir el récord de velocidad en una etapa contrarreloj, cosa que encanta a los periodistas sin novedades que ofrecer y a los fabricantes de bicicletas para publicitar su material con promesas fantasiosas de segundos por kilómetro.

También tiene sus riesgos, pregúntenle a Miguel Ángel López que sufrió una caída durísima cuando apretaba al final de su esfuerzo y tuvo que abandonar sin haber tocado meta.

Además de la victoria de etapa, que parecía cantada para Ganna, el mejor de los favoritos fue su compañero de equipo, Geraint Thomas, que ahora parece el máximo aspirante a la victoria. Ya desde hace unos años, en la vueltas de tres semanas, el que da el primer golpe suele ser el que acaba ganando la carrera.

Una de las razones es la reglamentación y sistema de puntuación del World Tour, que favorece el conservadurismo. Otra es que, evidentemente, cuando uno es capaz de dar ese primer golpe, es porque está en un buen estado de forma. Además, el hecho de que los demás equipos ahora seguramente le vayan a dejar la tostada al Ineos, le proporciona una ventaja. Esto es anti-intuitivo, porque históricamente se ha intentado que los equipos ahorraran fuerzas para cuando fuesen necesarias. Sin embargo, en el ciclismo actual, de preparaciones y estrategias preparadas al milímetro, lo mejor es imponer el interés propio. Si uno puede decidir cuando se ataca y cuando se conserva, porque los demás equipos le permiten llevar el ritmo que conviene a su líder, nunca elegirá un ritmo que le perjudique pero si perjudicará a los demás en forma de días malos o de ocasiones perdidas.

Para hoy tenemos el primer final en cuesta, en Agrigento. Un día donde Pello Bilbao podría tener opciones de victoria, después de un buen tour y una buena crono de inicio del Giro pero donde los que pelean la general deben también meterse para evitar pérdidas o conseguir ganar tiempo e incluso la victoria de etapa.

Compartir