Cañellas hizo la de Vujovic

Los que lo trataron dicen que Vesselin Vujovic era un jugador tan inteligente que era capaz de identificar el punto débil del rival en los primeros instantes del partido para luego dirigir el juego en ese sentido una y otra vez para sacar ventaja. Lo mismo pareció ocurrir ayer en el Brasil - España del mundial de Egipto de balonmano.

Mediada la segunda parte, el lateral catalán encadenó varias acciones ofensivas contra la posición -y la dificultad en el cambio- de Haniel Lángaro para así aprovechar sus dificultades defensivas

Compartir